WALKER SUSTITUTIVOS DE ESCAYOLAS

WALKER SUSTITUTIVOS DE ESCAYOLAS

Una bota walker viene a ser coloquialmente una escayola de toda la vida, con la ventaja de que permite el movimiento controlado del tobillo y es mucha más cómoda, y ajustable.

Si hablamos de efectividad en la recuperación, acelera el periodo de recuperación de la lesión y así evitamos una gran pérdida del tono muscular. Al ser extraíble el walker ayuda mucho a una rehabilitación del musculo, si así fuera necesario.

Si el traumatólogo lo decide el walker también nos dará la posibilidad de realizar una carga total o parcial desde un primer momento.

Al contrario que las escayolas el walker si nos permite una retirada para la higiene, para dormir o para poder realizar curas de alguna herida que tengamos.

Tipos de walker:

Largos o cortos – Según la lesión se elige una longitud u otra.

Articulado o fijo- Según la lesión se puede mantener a 90º o que sea móvil bajo prescripción médica.

Diferencias entre un walker largo y corto:

La bota walker corta se utiliza en lesiones que afectan al pie y la bota walker larga está más indicada para lesiones en tobillo, tibia y/o peroné.

En estos momentos de confinamiento, ir al hospital es una misión complicada y arriesgada. El walker es una opción muy interesante, si queremos olvidarnos de nuestra escayola y férula.

Pregúntenos ante cualquier duda.

Ortopedia Plaza, su ortopedia desde 1975

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *