Las escaras por decúbito en pacientes encamados se tratan mediante procesos como cambios posturales, higiene, hidratación y repartiendo la presión para evitar hiper-presiones en las UPP (ulceras por presión) mediante colchones antiescaras.

Lo que consigen estos tipos de colchones es repartir el peso del cuerpo, gracias a su superficie especial, haciendo que la presión se reduzca y evitando de ese modo que pueden aparecer escaras.

Son necesarios para aquellas personas que pasan mucho tiempo en la cama, ya que en estos casos realizar cambios de posturas no es suficiente y vemos como la piel empieza a sensibilizarse.

Disponemos de una amplia gama de colchones dinámicos y estáticos para tratar UPP desde grado I hasta grado IV en la escala de Braden (utilizada por los sanitarios para evaluar la situación de una escara).  Consulte a nuestros técnicos ortopédicos ante la menor duda, ya que son especialistas en este tipo de dolencias.

913 65 38 36