Enfermedad de Sever

sever

Enfermedad de Sever

A la hora de cuidar de los nuestros, es importante conocer todas las enfermedades que pueden diagnosticarse tempranamente o que tienen un tratamiento.

Es muy normal, ver a menudo gente que desconoce ciertas enfermedades y por ello, al no tener este conocimiento, no sabe cómo actuar frente a ello.

Por este motivo queremos hablar de la enfermedad de Sever, cuál es la causa, qué tipo de situaciones favorecen a su aparición y cómo tratarla.

¿Qué es la enfermedad de Sever?

También llamada “apofisitis del calcáneo”, la enfermedad de Sever es, básicamente, el dolor intenso en el talón de los niños.

Aunque se le llame “enfermedad”, en cierto modo no lo es, ya que se trata de una inflamación o irritación del cartílago de crecimiento (la zona por donde crece el hueso) en el talón.

En la mayoría de los casos, el dolor afecta a ambos pies. Suele aparecer con más frecuencia en niños de entre 10 y 25 años y en niñas de entre 8 y 13 años.

Tipos de pie plano:

El pie plano en los niños puede clasificarse o diferenciarse en dos tipos. El primer tipo son los pies planos flexibles, una anomalía que le proporciona exceso de flexibilidad a las articulaciones de los pies, es decir, que la estructura ósea del pie es normal.

Cuando se aplica la presión del peso sobre el pie, este se hunde quedando plano, por lo que la alineación del pie es corregible. Este tipo es el más corriente de la afección.

Por otra parte, el pie plano rígido es la forma anormal del trastorno, en el que la formación esquelética del pie se cruza permanentemente a un diseño óseo diferente.

En otras palabras, el talón y el arco longitudinal se desvían completamente, creando una planicie inferior con o sin estiramientos. La deformación sucede con el valgo, calcáneo y abducto.

¿Cuál es la causa para que aparezca?

Lo más común es verlo aparecer en la famosa etapa del “estirón”, es decir, en las etapas de crecimiento rápido, ya que los músculos, huesos y tendones crecen a diferente velocidad.

Aunque no hayas oído hablar mucho de ella, suele verse con más frecuencia de la que sepamos, y la causa más frecuente es que, al estirarse y tensarse de manera rápida el tendón de Aquiles, provoque estos daños al niño al hacerlo en un talón todavía inmaduro.

Por lo tanto, esta zona acaba inflamándose y doliendo, provocando la enfermedad de Sever.

¿Existen situaciones que ayuden a favorecer su aparición?

La respuesta es sí. Aumentar la actividad deportiva como correr, jugar al fútbol, baloncesto o cualquier deporte puede provocar un sobreuso del talón, y por tanto, que se estiren de manera más extrema de lo normal.

Por otro lado, no solo el deporte aumenta el riesgo de que aparezca la enfermedad de Sever. Usar un calzado muy ajustado y gastado y correr en superficies duras suelen ser otras de las principales situaciones que favorecen su aparición.

¿Cómo se puede diagnosticar la enfermedad de Sever?

El síntoma principal para identificarlo de forma rápida, es el dolor, en uno o ambos talones. También podemos dar con casos en los que el talón está enrojecido o hinchado.

Si se da este caso, no debemos realizar una actividad o deporte más fuerte de lo normal, ya que hará que empeore la situación.

¿Qué tipo de tratamiento puede ayudar?

Cualquier pediatra te recomendará lo principal: que tu hijo guarde reposo deportivo, abandonando cualquier actividad física que pueda llevar al empeoramiento del dolor.

Sin embargo, también el uso de compresas con frío local en los talones alivia el dolor (sobre todo antes y después del ejercicio físico). También tomar ibuprofeno o paracetamol en épocas de mucho dolor ayudarán mucho.

Para reducir las molestias, puede utilizarse también tobilleras especializadas, calzado cómodo y abierto por detrás para evitar inflamaciones o plantillas de gel.

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *