Cómo limpiar las ruedas de una silla

Como limpiar ruedas silla

Cómo limpiar las ruedas de una silla

La limpieza de la silla de ruedas es fundamental para prolongar su vida útil. Pero, sobre todo, para que la persona que la usa evite bacterias y virus. Con este objetivo, es necesario mantener una buena higiene de todas sus partes. Y, principalmente, de las que están en contacto con el exterior como las ruedas.

Limpieza de la silla

En primer lugar, tenemos que aclararte que no es lo mismo limpiar que desinfectar. Con la primera, quitamos la suciedad, pero no eliminamos los gérmenes. En cambio, mediante la segunda, también hacemos desaparecer a estos últimos. Y es esto lo que debemos conseguir en nuestra silla de ruedas para evitar contagios.

Como ambos métodos son complementarios, lo ideal es que primero limpiemos la silla y luego la desinfectemos. De esta forma, no solo tendrá un buen mantenimiento, sino que además evitaremos que tenga bacterias nocivas. No obstante, este consejo es válido para toda la silla en su conjunto. Ahora vamos a centrarnos en la limpieza de sus ruedas.

Limpiar las ruedas

El mismo principio anterior es válido para las ruedas de la silla. En primer lugar, debemos limpiar las ruedas bien para quitarles la suciedad y que se conserven mejor. Además, esto se hace imprescindible en el caso que nos ocupa, ya que las ruedas son las que están en contacto con el suelo. Y, por tanto, se van a manchar más que cualquier otra parte de la silla.

Una vez terminado este paso, debemos centrarnos en la desinfección. Asimismo, las ruedas pueden tener una gran cantidad de virus y bacterias, ya que son las que tocan la superficie de la calle. Por tanto, si resulta necesario desinfectar bien toda la silla, más aún lo es en el caso de las ruedas.

Es recomendable hacerlo cada vez que volvamos a casa de un lugar público. Y para ello, es conveniente utilizar un producto desinfectante. Debe contener el alcohol que se usa, justamente, para purificar superficies de ámbito sanitario.

Asimismo, existe una forma correcta de aplicarlo. Tenemos que extenderlo sobre la superficie de las ruedas con un paño y procurando que llegue a todos los puntos. Luego debemos dejar que haga su efecto desinfectante durante, al menos, quince minutos. Si permaneciera menos, seguramente las ruedas no quedarían bien higienizadas. Finalmente, aplicamos un paño y secamos toda la superficie de las ruedas con una bayeta o trapo aséptico.

Por otra parte, no es aconsejable que usemos productos abrasivos ni disolventes. Tampoco blanqueadores o detergentes sintéticos ni esmaltes de cera o aerosoles. Todos ellos son productos agresivos que podrían estropear las ruedas de la silla.

En conclusión, te hemos explicado cómo limpiar las ruedas de una silla. Recuerda que la higiene es muy importante para que se conserven bien. Pero, sobre todo, es necesaria la desinfección para evitar que introduzcan virus y bacterias en tu casa traídas de la calle. En todo caso, el proveedor de tu silla incluirá unas instrucciones de limpieza en el catálogo que te entregará al comprarla.

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *