Tipos de muletas axilares

Tipos de muletas axilares

Hacer más fácil el caminar. Esta es la principal finalidad de las muletas, imprescindibles cuando una persona tiene dificultad o dolor a la hora de andar. Los pacientes pueden necesitar muletas temporalmente mientras una lesión se cura o permanentemente por una discapacidad. Pero, ¿cuál elegir? En Ortopedia Plaza te contamos los tipos de muletas axilares que existen y cuándo utilizar cada una. ¡Mejora tu movilidad! 

 

¿Qué son las muletas axilares?

Las muletas axilares permiten que el peso del cuerpo se distribuya por todo el tronco superior. Son dispositivos ortopédicos para aquellos que no pueden apoyar una de sus piernas al caminar. Con ellas, el peso del cuerpo es soportado por las axilas y también por las manos.

En su estructura, las muletas auxiliares incorporan almohadillas acolchadas en la parte superior para apoyar los brazos. Además, también tienen apoyaderos en su parte media, donde se ponen las manos.

Lo más habitual es que sean utilizadas por las personas que sufren de discapacidades o lesiones temporales.

 

¿Cómo elegir los mejores tipos de muletas axilares? 

Si necesitas adquirir una muleta, ya sea para ti o para algún familiar, debes tener en cuenta algunos aspectos. Es muy importante saber qué tipo de muleta es la que necesitas, para obtener seguridad, estabilidad y confort a partes iguales.

Actualmente hay una gran variedad de muletas en el mercado, y uno de los factores principales a tener en cuenta es el material. Las más habituales son las muletas axilares de aluminio, aunque también son muy buena opción las de fibra de carbono, ya que son aún más ligeras. 

Por otra parte, debes saber que en las muletas axilares las almohadillas deben estar 5 centímetros por debajo de las axilas. De esta forma, queda espacio para moverlas. Estas muletas deben soportar el peso, no levantarlo. 

Todos los tipos de muletas tienen tallas para adecuarse a cada usuario, por lo que hay que tener en cuenta tu altura a la hora de elegir la mejor opción. 

Respecto a la empuñadura, se recomienda que sea un material transpirable como la gomaespuma para que no resbale por el sudor de las manos. 

 

Otros tipos de muletas 

  • Bastones ingleses: están recomendados para usos más prolongados que los de las muletas axilares. El  paciente que los utilice debe tener buen tono en los músculos de los brazos, así junto con su torso, logrará el balance adecuado para trasladarse. Su diseño busca ofrecer un soporte desde el antebrazo. 
  • Muletas plegables: están diseñadas para proporcionar apoyo continuo a personas con limitaciones para desplazarse. Su diseño es muy práctico. Permite transportarlas en cualquier bolso, y plegarlas.

 

Ahora ya sabes qué tener en cuenta a la hora de comprar los mejores tipos de muletas axilares, y solo tienes que elegir la que más se ajuste a tus necesidades. ¿Tienes problemas para caminar? En Ortopedia Plaza contamos con un amplio catálogo de bastones y muletas. Además, nuestro equipo de profesionales se encargará de asesorarte sobre la más adecuada para tu dolencia. Visita nuestra ortopedia online si quieres desplazarte fácilmente. 

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *