Mantenimiento de una silla de ruedas eléctrica

Mantenimiento de una silla de ruedas eléctrica

La compra de una silla de ruedas eléctrica o un scooter es una gran inversión de dinero. En los primeros días y meses la silla eléctrica o la scooter esta brillante, nueva y bien ajustada.

Para que nos dure lo máximo posible en unas buenas condiciones hay que realizar unos cuidados continuos, si seguimos esta pauta la silla nos durara mucho más de lo previsto y nos ahorraremos dinero en reparaciones y recambios.

Está prohibido que la silla eléctrica o scooter se moje, cualquier parte mojada y que no se seque, se deteriora con mucha facilidad. Se recomiendo no salir cuando llueve y mantener la silla eléctrica o scooter en sitios secos y frescos. No utilizar agua a presión para su limpieza. Limpiar con un paño húmedo y las partes eléctricas con un trapo seco.

Es muy importante comprobar el estado de las ruedas, mirar que las ruedas giren bien, que la conducción sea suave, que no realice ningún ruido extraño (posiblemente sea algo que este mal ajustado). Si tenemos ruedas neumáticas tenemos que mirar la presión de forma habitual.

También es importante mirar el desgaste de la rueda, ya que afecta a la agarre durante el paseo.

El cuidado de la batería es una de las partes más esenciales en el mantenimiento de una silla eléctrica o una scooter, lo principal es cargarlas en ciclos de cargas completas (recomendamos realizar cargas nocturnas de 6 – 8 horas).

Si la silla de ruedas eléctrica o scooter no se utiliza durante mucho tiempo es necesario que se realice una carga completa una vez por semana.

Importante cuando se escuche algún ruido raro en el motor, aconsejamos que se pongan en contacto con el servicio técnico para que le puedan orientar y ayudar.

Pregúntenos ante cualquier duda.

Ortopedia Plaza, su ortopedia desde 1975

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *