Cómo evitar que aparezcan úlceras de presión por el uso de sillas de ruedas eléctricas

sillas de ruedas electricas

Cómo evitar que aparezcan úlceras de presión por el uso de sillas de ruedas eléctricas

A la hora de diseñar y fabricar sillas de ruedas eléctricas hay que poner especial cuidado en el apartado de los tejidos. Se trata, entre otras cosas, de evitar que los usuarios padezcan úlceras de presión. ¿De qué se trata? ¿Cómo prevenirlas? Lo vemos todo en las siguientes líneas.

Las úlceras de presión representan un complicado problema médico que pueden desarrollar la personas que se desplazan en sillas de ruedas por diversos problemas de movilidad. Sobre todo aquellas que sufren de tetraplejia, es decir, que no pueden mover ni las extremidades inferiores ni las superiores. Se estima que en toda la Unión Europea hay más de 114.000 personas en esta situación. Estas úlceras pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. De todos modos, hay zonas especialmente vulnerables como por ejemplo las áreas con poco tejido adiposo entre el hueso y la piel.

La importancia del control postural en las sillas de ruedas eléctricas 

Para prevenir estas úlceras de presión es clave que la persona mantenga una postura adecuada en la silla. Se debe reducir la presión especialmente en los llamados huesos de sedestación, es decir, los que intervienen a la hora de sentarnos. Es clave que el usuario no se hunda demasiado en el cojín de la silla de ruedas. Por eso las de Ortopedia Plaza tienen el espesor adecuado y una alta capacidad de carga. La espalda y las nalgas han de estar totalmente pegadas a la superficie del asiento. Los pies deben quedar apoyados y las rodillas ligeramente separadas del asiento de tal modo que se pueda introducir la mano con algo de presión por debajo de la pierna.

Por descontado, el tema de la temperatura y la humedad es también clave para reducir el riesgo de estas úlceras por presión. En el caso de los usuarios que no puedan cambiar de posición de forma autónoma, es esencial que los tejidos permitan transpirar a la piel.

En resumen,  las de presión son úlceras que aparecen en las personas que permanecen mucho tiempo sentadas. Una lesión que se produce por la muerte celular por la falta de oxígeno en el tejido y que se ha de evitar en estas personas con problemas de movilidad.

Compartir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


913 65 38 36