¿Qué es un espolón calcáneo?

sillas de ruedas

¿Qué es un espolón calcáneo?

Ya sabes que nuestra meta no es otra que mejorar la calidad de vida de las personas que confían en nosotros. Ya sea con sillas de ruedas con las mejores prestaciones o con productos que solventen los problema que pueden padecer los pies. En este caso nos vamos a centrar en el espolón calcáneo.

A modo de resumen, podemos decir que el espolón calcáneo es un crecimiento óseo localizado en el talón, en concreto, en la zona en la que los tendones de los músculos del pie o de la pierna se unen al hueso calcáneo. A este último se le denomina también calcáneo o hueso del talón. Es un hueso grande que forma el cimiento para la parte trasera del pie. En Ortopedia Plaza te recordamos que, en ocasiones, el espolón no produce dolor. En caso de que sí apareciese estaríamos hablando ya de fascitis plantar. Por lo tanto, el espolón calcáneo puede pasar inadvertido para la persona aquejada de este problema.

Tipos de espolón calcáneo

1-. Espolón calcáneo plantar: el que se localiza en la parte posterior inferior del pie, debajo del talón.

2.- Deformidad de Haglund: aparece en la parte posterior superior, en la zona del tendón de Aquiles.

En ambos casos, las causas pueden ser el sobreesfuerzo y el uso de un calzado inapropiado. En un próximo post hablaremos de las consecuencias que tiene para la salud de los pies el abusar de los tacones.

Síntomas

Empezaremos a sentir dolor cuando se inflame la zona donde los tendones se insertan en las protuberancias del hueso. Como decíamos antes, el espolón puede derivar en la llamada fascitis plantar. En nuestro centro podológico te ayudaremos a aliviarlo por ejemplo con unas taloneras viscoelásticas de descarga. Actúan amortiguando los puntos de carga tanto si estás caminando como en posición estática. Lo hacen absorbiendo los impactos recibidos durante la marcha por tobillos, rodillas y caderas, especialmente en condiciones de exceso de carga. Al ser de un material viscoelástico, se adaptan perfectamente a la fisonomía del pie y al calzado. Además de estas plantillas ortopédicas, pueden ser de ayuda los ejercicios de estiramiento y los medicamentos antiinflamatorios. En última instancia se opta por el tratamiento quirúrgico, si todas las demás medidas se han demostrado ineficaces.

Compartir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


913 65 38 36