Hay muchas clases de andadores, ¡así que seguro que hay uno para ti!

Andadores para mayores

Hay muchas clases de andadores, ¡así que seguro que hay uno para ti!

Como expertos en andadores para mayores, este nuevo post lo dedicaremos a los más solicitados. Sea cual sea tu problema o patología, tendremos uno específico para ti:

¿Con ruedas o sin ellas?

Andadores con dos ruedas. Son perfectos para interiores. Llevan las dos ruedas en la parte de delante y dos tacos en la posterior para que sea más fácil manejar el andador. Pueden plegarse fácilmente para su transporte.

Andadores con tres ruedas o también denominados como Delta. Son especiales para minusválidos y tienen la ventaja de poder usarse tanto dentro de viviendas como en la calle, pero al contar con solo una rueda en la parte de delante son un poco menos estables que los siguientes:

Andadores con cuatro ruedas. Otorgan una gran libertad al paciente ya que el arrastre se hace de una manera muy sencilla.

Andadores con patas pero sin ruedas: se emplean en supuestos en los que los pacientes padecen movilidad reducida o se encuentran en rehabilitación. Se pueden regular en altura y son, además, bastante estables.

Otros tipo de andadores

Andadores con antebrazos o axilares: andadores para usuarios con inestabilidades severas porque no se pueden sujetar con las manos y les hace falta un punto de apoyo. Es cómodo y está acolchado, en el antebrazo o en la axila.

Andadores bariátricos. Existen varios modelos que en Ortopedia Plaza puedes encontrar. Son sobre todo para personas con mucho peso, así que son muy resistentes; pueden soportar hasta 295 Kilos, y tiene un gran tamaño para que, por ejemplo, se puedan sentar con la máxima comodidad en el mismo.

Andadores de playa: son productos elaborados para poder usarse por el arenal de la playa. Usan grandes ruedas para no hundirse en la arena.

Tipos de frenos

Existen dos tipos de freno: 

Por presión. Se debe empujar el andador para frenarlo.

Frenos en las empuñaduras. Suelen incorporar un asiento que además de servir para sentarse el paciente, da resistencia al andador.

Si quieres comprar uno, ven a nuestra tienda. ¡Podrás verlos y probarlos todos!

 

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *