Silla de ruedas eléctrica o scooter, ¿cuál es la mejor opción para ti?

silla de ruedas eléctrica

Silla de ruedas eléctrica o scooter, ¿cuál es la mejor opción para ti?

Para los usuarios de silla de ruedas es muy importante elegir la más adecuada, aquella que mejor se adapte a sus circunstancias concretas y a su vida. Una silla de ruedas eléctrica es una opción excelente por la que apostar en casos de personas que cuentan con algún tipo de discapacidad motriz, es decir, que tienen una movilidad reducida, ya sea causada por una enfermedad física o por algún tipo de lesión. Es habitual entonces para personas que sufren tetraplejia o paraplejia, por ejemplo, utilizar una silla de ruedas eléctrica para moverse.

Los scooter son una excelente alternativa a las silla de ruedas eléctricas, pueden confundirse pero hay algunas diferencias importantes entre ambas a tener en cuenta para elegir una u otra opción. Se trata también de un dispositivo enfocado a desplazar a personas con una discapacidad motriz o reducción de movilidad, y que está formado por dos ruedas. Es similar a una moto, pero tanto el concepto como la estructura son completamente diferentes. ¿En qué se diferencia exactamente el scooter de una silla de ruedas eléctrica?

Principales diferencias entre un scooter y una silla de ruedas eléctrica

Estas dos posibilidades presentan grandes dudas para aquellas personas con movilidad reducida. A simple vista, parece que tanto los scooter como las sillas de ruedas eléctricas cubren las mismas necesidades, pero existe una diferencia relevante, y es que uno está más pensado para desplazarse en lugares interiores (silla de ruedas), otro está ideado para moverse en el exterior (scooter). Eso sí, ambas opciones pueden utilizarse en todos aquellos lugares que sean accesibles. Si entramos más en detalle, las diferencias son las siguientes:

  • Tamaño: ambos vehículos pueden moverse en el exterior con facilidad, pero el asiento de un scooter es más vertical, lo que permite que la persona que lo utilice cuente con una mayor visibilidad en el entorno. Su longitud es también mayor, lo que dificulta la realización de maniobras en espacios reducidos. Por eso las sillas de ruedas eléctricas se adaptan mejor a las zonas interiores.
  • Autonomía: el scooter tiene más autonomía que la silla de ruedas. Su batería dura mucho más tiempo, lo que implica una gran ventaja a la hora de moverse en exteriores.
  • Versatilidad: la silla de ruedas eléctrica es mucho más versátil que un scooter, puesto que se adapta a todo tipo de lugares y cuenta con diferentes tipos de complementos para cubrir todas las necesidades de la persona que la utiliza. También se pueden plegar y guardar con una mayor facilidad, lo que hace que su transporte sea mucho más sencillo.

En Ortopedia Plaza tenemos claras las diferencias entre un scooter y una silla de ruedas eléctrica, y somos conscientes de la importancia de elegir la opción más adecuada en cada caso. Recomendamos dejarse asesorar por profesionales para dar con el dispositivo que mejor se adapta a las características y necesidades del usuario en cuestión.

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


913 65 38 36