¿Qué son los vendajes funcionales?

vendajes funcionales

¿Qué son los vendajes funcionales?

Cuando ocurren lesiones en los tendones, músculos o ligamentos que son causados por malos movimientos o posiciones inadecuadas, se suele aplicar los vendajes funcionales.

Se trata de una técnica que se emplea en procesos traumatológicos y fisioterapéuticos que requiere experiencia para su aplicación. Con este tipo de vendaje se busca obtener la inmovilización parcial del miembro para evitar que la lesión se agrave.

Este tipo de vendajes funcionales cuentan con la ventaja de que evitan las consecuencias derivadas de una inmovilización total del miembro afectado. Por ejemplo, la pérdida de masa muscular, atrofias e incluso la rigidez articular entre otros.

Tipos de vendajes funcionales

    • Preventivos:

    Estos buscan reducir el riesgo de que se produzca una lesión al momento de realizar alguna actividad. Está ampliamente difundido entre deportistas para prevenir posibles lesiones que puedan causarse debido a las extremas condiciones a las que someten a su cuerpo durante los entrenamientos y competiciones. Por ejemplo, esguinces o torceduras de tobillos y otras extremidades.

    • Terapéuticos:

    Ayudará a minimizar el dolor y el posible riesgo de que se complique. Con este vendaje, el deportista puede continuar con su entrenamiento de manera normal si no ha sufrido daños graves. Entre los futbolistas, suele utilizarse con mayor frecuencia, ya que no pueden parar el ritmo del juego. En ese sentido, utilizan el vendaje como apoyo para continuar con la actividad sin que el tobillo se lastime.

Objetivos del vendaje funcional

  • Mantener en su sitio los tendones y huesos, así como ejercer presión sobre las posibles heridas que puedan haberse presentado. Esto contribuye al proceso de coagulación que detendrá hemorragias.

  • Disminución del dolor que suele venir acompañado de los dislocamientos por compresión y limitación de movimientos.

  • Contribuye a la regeneración de los tejidos que, al no moverse, pueden formar nuevas conexiones sin que se rompan en el proceso.

  • Evita la aparición y desarrollo de malformaciones.

  • Al ser flexible, permite estimular el movimiento.

¿Cómo se coloca el vendaje funcional?

Para proceder adecuadamente es imprescindible contar con un diagnóstico médico previo. Éste debe garantizar la funcionalidad y necesidad del vendaje. La persona que lo aplica debe tener los conocimientos para saber qué áreas se encuentran afectadas. De igual manera, debe saber hasta dónde llega el alcance del daño. Así, podrá aplicar el procedimiento adecuado.

Hay que asegurarse de que la piel del área en la que se aplicará el vendaje se encuentre totalmente limpia, y desinfectada para evitar posibles infecciones o contaminación. De la misma manera, hay que rasurar el área en la que se sujetará la venda. Con esto, nos aseguraremos que no se desprenderá y que tenga una total adhesión a la piel.

El vendaje debe quedar completamente liso y sin presentar arrugas. Igualmente, hay que revisar de que no se vean afectados los bordes óseos y proteger las zonas que suelen recibir roces.

Técnicas de vendaje

Existen tres tipos de técnica de vendaje, los cuales se aplican según la lesión.

  • Técnica elástica: con ella se utilizan vendas o parches autoadhesivos en el área afectada.

  • Técnica inelástica: Se utilizan vendas suaves o blandas que se cortan a la medida.

  • Técnica combinada o mixta: En ciertos casos resulta mucho más eficiente aplicar los dos tipos de vendajes mencionados con anterioridad. El vendaje duro se utiliza para cubrir el área afectada, y el elástico lo sellará.

En Ortopedia Plaza tenemos una gran variedad de productos para la recuperación deportiva, puedes descubrirlo en este enlace.

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *