Los graves síntomas de tu pie por los que debes ir al podólogo

Clínica de podología en Madrid

Los graves síntomas de tu pie por los que debes ir al podólogo

Ven a nuestra clínica de podología en Madrid si tras leer este post detectas alguna de estas temidas situaciones:

Lesiones en tobillos, pies o dolor en articulaciones al caminar

Si eres una persona que sufre constantemente lesiones de este tipo, es importante que acudas al podólogo; puede que tengas algún tipo de anomalía al caminar.

Pies planos o cavos

Si tu tipo de pie es cavo o plano es conveniente que te sometas a una revisión periódica o al uso habitual de plantillas ortopédicas o calzado específico que en Ortopedia Plaza podemos facilitarte por competitivos precios: evitarás dolores y corregirás el problema.

Molestias en los pies de la tercera edad

Son normales en los mayores problemas como los juanetes, el aplanamiento del pie o los dedos en garra. Es algo a tener muy en cuenta, pues las molestias al caminar en esta fase de la vida pueden acabar en complicadas caídas, con las nefastas consecuencias que ello conlleva.

Uñas encarnadas, bromhidrosis o infecciones

Otra de las causas que pueden hacerte venir a consultas de podología como la nuestra, Ortopedia Plaza, son las uñas encarnadas; cuando la uña crece incrustándose en el dedo. Los profesionales te ayudarán a detectar si el problema proviene de alguna clase de zapato, contando para ello con las herramientas necesarias para acabar con la molestia.

La bromhidrosis, u olor de pies, es un fallo genético apocrino. El podólogo sabrá que aspirantes y jabones concretos recetarte, u otros productos más adecuados para tu caso.

Por último, en el supuesto de que se sufra alguna clase de infección en pies como por ejemplo hongos en las uñas, o bacterias que generen ampollas y grietas entre los dedos de los pies, será importante que rápidamente acudas para que profesionales como los nuestros observen el problema y sepan que medicamentos fungicidas o antibacterianos deberías tomar para acabar con ellos.

Esperamos que te haya quedado más que claro cuándo debes acudir a un podólogo. ¡Nosotros estaremos encantados de ayudarte!

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *