Los accesorios imprescindibles para evitar úlceras en personas con movilidad reducida

Los accesorios imprescindibles para evitar úlceras en personas con movilidad reducida

A la hora de facilitarle al máximo su día a día a una persona con movilidad reducida y evitar que tenga otros problemas derivados de ella hay toda una serie de accesorios que resultan imprescindibles. Cuando alguien pierde la movilidad lo primero que pensamos es que lo que mejor podemos hacer por él es comprarle una silla de ruedas eléctrica. No cabe duda que es un gran producto y que le permitirá ser más independiente, si puede usarla con normalidad, pero no es la solución para todo.

De hecho pensamos en sillas de ruedas al hablar de movilidad reducida, pero puede que su situación no sea esa. Puede que se mueva poco, pero que aún no necesite una silla de ruedas. Sin embargo sí va a precisar de otros productos, de los que te hablamos en este post.

La aparición de úlceras

La movilidad reducida, sea más o menos severa, hace que una persona pase muchas horas sentada o echada y casi siempre en la misma postura. Esto lo que supone es que la piel está presionada o rozando contra una superficie que, por muy mullida que sea, genera pequeñas heridas. Es lo que se conoce como úlceras o escaras.

Es por eso que desde Ortopedia Plaza te recordamos siempre lo importante que es mantener hidratada la piel de las personas con movilidad reducida y revisarla a diario por si se producen este tipo de heridas. Cuanto primero se localicen y traten menor será su gravedad.

Además existen una serie de accesorios que te ayudarán a evitar su aparición. Son los siguientes:

  • Cojín antiescaras. Suele colocarse en la silla de ruedas para que cuando se esté en ella se minimice ese roce que produce las úlceras, pero también puede usarse en sillones o sillas normales.

  • Patucos antiescaras. Los pies son uno de los lugares en que más escaras pueden aparecer, junto con la columna vertebral. Estos patucos son especiales para evitar que el roce, por ejemplo de las sábanas, favorezca su aparición. Se usa especialmente para dormir o con aquellos que están mucho tiempo encamados.

  • Colchón antiescaras. Especialmente pensado para quienes apenas se levantan y pasan muchísimas horas en la cama. Lo que hace es repartir el peso de la persona y minimizar la presión en las zonas más complicadas mejorando la circulación sanguínea.

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *