Corrector de postura para espalda: ¿funciona realmente?

Corrector de postura para espalda: ¿funciona realmente?

Mantener la espalda erguida, los hombros alineados y el cuello relajado es la mejor forma de evitar el dolor de espalda. Sin embargo, esto no siempre es posible. Pasar demasiadas horas sentados por trabajo o una mala postura impiden mantenernos firmes y terminan provocándonos ciertas dolencias. Pero, ¿un corrector de postura para la espalda funciona?, ¿es esto realmente útil? Respondemos a estas preguntas. 

 

¿Qué dolencias puede provocar una mala postura? 

Un mal hábito postural puede provocar diversas dolencias. Algunas de las más frecuentes son las siguientes. 

  • Dificultades respiratorias, ya que se puede complicar el paso del aire hacia los pulmones.
  • Dolores en la zona lumbar que pueden intensificarse cuando se está mucho tiempo de pie o sentado.
  • Afectación de las vértebras cervicales, por lo que se puede producir dolor en dicha zona con rigidez en cuello y hombros.
  • Deformidad: no solo en la espalda (joroba), sino también en la zona del abdomen.
  • Estrés e irritabilidad por los dolores.

 

 

¿Qué es un corrector de postura para la espalda? 

Los correctores de postura son prendas ortopédicas específicamente diseñadas para reorientar la posición que adopta nuestro cuerpo, tanto sentado como al caminar. En su mayoría utilizan materiales como el algodón o el neopreno para su fabricación, ya que esto añade comodidad y adaptabilidad a la estructura.

Normalmente, los correctores de postura para espalda se colocan de forma similar a una mochila, introduciendo los brazos en las correas que van hacia la espalda y ajustando estas según nuestra complexión. 

 

¿Un corrector de postura para la espalda funciona?

Usar un corrector postural está diseñado para que espalda, cuello y hombros permanezcan en su posición natural, sin ejercer una tracción excesiva con respecto a la columna vertebral. A continuación, detallamos algunas de sus principales ventajas. 

  • Mejorar la postura y aliviar el dolor: el corrector de espalda nos recuerda qué postura es la adecuada, lo que nos ayuda a prevenir el dolor. 
  • Evita lesiones en la práctica deportiva: esta órtesis mantiene la clavícula en línea con nuestros hombros. Gracias a esto, previene la aparición de tensiones o lesiones cuando practicamos ejercicio. 
  • Mejora la resistencia física: también ayuda a tener una respiración correcta durante el entrenamiento. Esto permite alargar las rutinas de ejercicios, lo que mejorará nuestra resistencia física.
  • Ayuda a crear una memoria corporal: la utilización frecuente de un corrector de espalda mejora nuestra memoria corporal, al mismo tiempo que fortalece los músculos. Esto hace que, poco a poco, podamos mantener una alineación correcta sin necesidad de usarlo.

 

Ahora ya sabes qué el corrector de postura para la espalda funciona. Si quieres evitar los dolores y las molestias, en Ortopedia Plaza, tu tienda de ortopedia online, te ofrecemos un amplio catálogo de productos ortopédicos al mejor precio para mejorar tu salud. ¿Quieres asesoramiento sobre cuál elegir? Contacta con nosotros y nuestro equipo de profesionales resolverá todas tus dudas.

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *