Consejos para cuidar tus pies este verano

Consejos para cuidar tus pies este verano

Casi sin darnos cuenta hemos alcanzado el ecuador del verano. Llegado este punto, queremos lanzarte una pregunta: ¿proteges convenientemente tus pies durante estos meses de sol, salitre y cloro? Si prestamos atención a la cara y al cuerpo y los protegemos del sol con cremas protectoras, ¿por qué no dedicarle el mismo mimo a los pies? Como podólogos en Madrid queremos aprovechar este post para repasar unos consejos básicos en este sentido.

Lo primero a tener claro es que el calor, el contacto con el agua salada del mar y la de la piscina, la sequedad y la humedad de algunos ambientes influyen en la salud de los pies. Date cuenta de que son los responsables de soportar todo el peso de tu cuerpo y que, por lo tanto, se merecen todos los cuidados necesarios.

En Ortopedia Plaza nuestros podólogos se encargarán de todo. Por ejemplo, recurriendo a una quiropodia, un tratamiento podológico que elimina las callosidades y alteraciones en las uñas de los pies. De todas formas, hay cosas que sólo dependen de cada uno. Una es hidratar convenientemente los pies de cara a evitar que aparezcan durezas en los talones y demás zonas de apoyo. Además de aplicar crema hidratante, si hay grietas echaremos por ejemplo una crema emoliente a base de urea. Otro consejo es mantener una correcta higiene en los pies aprovechando momentos como la ducha para cuidarlos. Incidiremos en la zona que hay entre los dedos ya que la humedad favorece el contagio de hongos. Tras bañarse en la playa o en la piscina hay que secarse bien los pies evitando permanecer muchas horas dentro del agua ya que ocasiona una maceración de la piel volviéndose más vulnerable ante cualquier problema. Como decíamos antes, hay que aplicar crema protectora también en los pies.

Capítulo aparte merece el tema del calzado. Somo conscientes de que durante el verano usamos sobre todo chanclas y sandalias. Por eso elige unas de la calidad adecuada para evitar consecuencias negativas. Por ejemplo, que sean de materiales de calidad para evitar la aparición de hongos, rozaduras o durezas. No te olvides de que las tiras de piel o los materiales sintéticos pueden provocar rozaduras y ampollas. No abuses del tacón y elige a conciencia la talla adecuada de calzado. Ya sabes que es contraproducente tanto que te apriete como que te quede demasiado holgado. Por supuesto, el calzado para el verano y para el resto del año, tiene que facilitar la transpiración y sujetar adecuadamente el pie.

Compartir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


913 65 38 36