¿Cómo tienen que ser las sillas de ruedas para niños?

sillas de ruedas para niños

¿Cómo tienen que ser las sillas de ruedas para niños?

En este nuevo post del blog queremos ocuparnos de las sillas de ruedas para niños y de sus particularidades. Los más pequeños pueden necesitar sillas de ruedas, andadores o asientos para bañeras por diversos motivos. Algunos han sufrido una lesión en las piernas o en la columna vertebral, otros tienen problemas para desplazarse por una distrofia muscular o por una parálisis cerebral. 

En el caso de las sillas, el que aquí nos ocupa, es importante que les permitan tener el máximo grado de autonomía. Hay casos en los que los niños no necesitan utilizar la silla de ruedas constantemente. Por ejemplo, cuando son capaces de andar con muletas o andadores durante determinado tiempo.

¿Qué ha de ofrecer una silla de ruedas infantil?

Como pasa con las de los adultos, tienen que ser ligeras, rápidas y fáciles de usar. Por ejemplo, nuestra silla de ruedas infantil Line pesa solo 14.5 kg. 

La silla tiene que sujetar bien la espalda, el cuello, la cabeza y las piernas del niño. Ha de llevar frenos automáticos y dispositivos antivuelco. Además,  modelos como el Simba Generation 2015 son autopropulsables. En todo caso, las sillas de ruedas para niños que encontrarás en nuestra tienda física de Madrid, en la calle Toledo 60, son muy fáciles de manejar y 100% seguras. 

Como decimos, cuando hablamos de sillas de ruedas, para niños o adultos, pueden darse dos casos: 

  1. Que se utilicen durante un período corto de tiempo (por ejemplo, tras romperse una pierna). 
  2. Que se utilicen durante un período largo de tiempo o de forma permanente. En este caso, la situación es lógicamente diferente ya que dependerán de la silla de ruedas en multitud de contextos: en casa, en la escuela, de vacaciones… Por eso, en Ortopedia Plaza te recordamos que el proceso de adaptación será otro.

En qué fijarse al comprar una silla de ruedas 

  • Ancho del asiento: dependerá de la edad y peso del niño.
  • Profundidad del asiento: según la discapacidad del niño.
  • Altura del asiento: varía en función de la condición de la discapacidad. Habrá que determinar por ejemplo si las piernas tienen que quedar libres o ancladas a las fijaciones de los pies.
  • Altura del respaldo. 

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


913 65 38 36