Cómo cuidar las uñas encarnadas

Cómo cuidar las uñas encarnadas

Con frecuencia te hemos hablado de la importancia de cuidar tus pies, especialmente cuando se padece alguna dolencia o enfermedad que puede suponer un riesgo para ellos. Muchos de los pacientes que llegan a nuestra consulta de podología en Madrid lo hacen con problemas constantes de uñas encarnadas y preguntan cómo cuidarlas.

Por qué aparecen

La onicocriptosis, nombre que reciben las uñas encarnadas, puede aparecer puntualmente por haber recibido un golpe en el dedo o una mala pedicura, pero por lo general se trata de casos crónicos. Por eso es importante que aprendas cómo cuidarlas, para evitar problemas a posteriori.

  • La mejora forma de hacerlo es evitando su aparición y para ello es importante revisar tus pies de manera habitual. De este modo podrás atajar los primeros síntomas en cuanto aparezcan.
  • La forma de la propia uña incluye en que se pueda encarnar fácilmente, pero también lo hace el modo en que las cortamos. Opta siempre por hacerlo en línea recta y evita dejar picos sueltos. No las arranques, corta siempre con unas tijeras rectas o un cortauñas.
  • La humedad y el continuo roce favorece que las uñas se encarnen. Evita tener los pies húmedos durante mucho tiempo y usar zapatos apretados -tampoco son buenos los que resultan excesivamente anchos. Los elaborados en piel y transpirables son mejor que los sintéticos.
  • Si tienes problemas con uñas encarnadas de manera recurrente es recomendable que acudas a un centro de podología en Madrid, donde profesionales analizarán tu caso y te enseñarán cómo cuidarlas en el futuro.

La forma de detectar una uña encarnada es por el dolor que presenta, acompañado de hinchazón, que aparece en los laterales de los dedos. Se produce por la incrustación de la uña en la carne y, de no separarla, las consecuencias serán mayores. De prolongarse en el tiempo se producirá una infección y deformación de la uña.

Aunque por lo general las uñas que más fácilmente se encarnan son las de los dedos gordos desde Ortopedia Plaza te recomendamos revisarlas todas con cuidado porque pueden producirse daños en todas. Ante cualquier problema, no dudes en pedir consulta con nuestro podólogo.

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *