5 consejos para el buen mantenimiento de tu silla de ruedas

5 consejos para el buen mantenimiento de tu silla de ruedas

Para que nuestra silla de ruedas nos lleve muy lejos, hay que mantener unos cuidados básicos de manera periódica. La constancia será una pieza clave para el buen mantenimeinto de tu silla de ruedas. Piensa que si dejas estas tareas para más tarde, sólo conseguirás agravar una situación que tenía fácil solución al principio.

La silla de ruedas, al igual que el coche, necesita de una pequeña revisión. Con el uso, nuestras sillas de ruedas es posible que sufran cambios en algunas de sus piezas derivados, por ejemplo, del transporte o las manipulaciones de la misma.

Para corregir dichos cambios y lograr prolongar la vida útil de nuestra silla de ruedas, hay cinco formas básicas de nos ayudan a conseguir que el estado de nuestra silla de ruedas sea el más óptimo:

  1. Los neumáticos deben estar bien hinchados y en buen estado: Hay que controlar la profundidad del estado de los surcos del caucho, así como se debe controlar la presión. También hay que tener cuidado con que los neumáticos no sean demasiado blandos, ya que la silla será más difícil de manejar y si lo están mucho, también es peligroso, ya que hay riesgo de explosión.
  2. Los frenos han de funcionar correctamente, ya que es el punto más sensible. La persona que usa la silla de ruedas ha de encargarse de este correcto funcionamiento para encontrar el mayor equilibrio entre flexibilidad y eficacia.
  3. Los accesorios, como los reposapiés, los tornillos y las tuercas, son lo más adecuado para desmontar pequeñas piezas de objetos que se puedan encontrar en los recovecos de la silla. Por ello, se debe limpiar la silla de forma cuidadosa, limpiando en el tiempo que sea necesario cada pieza de la silla de ruedas.
  4. El asiento debe ser limpiado al menos una vez al mes, ya sea con una esponja, con un poco de jabón y agua caliente, siempre teniendo en consideración las piezas que pueden oxidarse y alterar el buen manejo de la silla.
  5. Las baterías de la silla de ruedas han de ser cuidadas, si es el caso de que esta sea eléctrica, haciendo cargas de 8 horas diarias.

 

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *