CALENTADOR DE PARAFINA

CALENTADOR DE PARAFINA

La parafina es un aceite mineral, proviene de hidrocarburos como el petróleo, que posee propiedades para tratamientos terapéuticos.

Una de sus principales propiedades es calentarse con rapidez y mantener el calor durante un tiempo prolongado. Cuando la aplicamos sobre la articulación dañada, la temperatura de la zona aumenta provocando distintos reacciones en el organismo. El calor ayuda a la relajación muscular, remire el dolor y además ayuda que la circulación sanguínea mejore.

Hay muchos adultos mayores que sufren artrosis y encuentran alivio en la aplicación de calor en las articulaciones. En este sentido, la Sociedad Española de Fisioterapia y Dolor (SEFID) considera que si una persona tiene clara la acción del calor como “modulador de síntomas”, no hay ningún problema en su aplicación.

Como es un tratamiento de parafina:

Es una aparatología que calienta la parafina para transformarla de solido a líquido. El tratamiento implica sumergir las manos y los pies varias veces (5-6 veces), cuando terminemos con los baños de manos y pies, tenemos que coger unas guantes ( un guante de plástico en contacto con la piel y uno de tela que lo recubra) y dejar secar la parafina.

Cuando la parafina está seca, quitamos los guantes y la parafina seca se puede volver a echar al recipiente, ya que es reutilizable.

Se recomienda realizar un tratamiento diario.

Pregúntenos ante cualquier duda.

Ortopedia Plaza, su ortopedia desde 1975

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *